*

* Estructura jerárquica y funcional

* Tareas y funciones

* Nivel de competencia del personal

* Perfil de puestos

* Coordinación interna

* Circuito de información

* Sistema de comunicación

* Delegación

* Evaluación de directivos

 

 

 

 

 

La fluidez y la racionalidad en las relaciones de coordinación, favorecen la eficacia del organigrama.

Puestos y personas, alineados con los Objetivos de la Empresa.

Las funciones, las responsabilidades, las directrices, etc. no solo deben estar definidas para cada puesto, área o departamento. Es esencial que existan coordinaciones eficaces entre todas ellas, que permitan alcanzar los objetivos de productividad y eficacia dedicando los menores recursos y el menor tiempo posible.

 


Nuestra experiencia en entornos organizativos de empresas de todo tamaño, nos permite identificar los sistemas más eficientes para integrar personas, procesos, y objetivos empresa.

Evitamos duplicidades en tareas redundantes, favorecemos la gobernabilidad y la obtención de la información para poder tomar siempre las decisiones correctas, y activamos los medios que permiten integrar de manera ágil, rápida y frecuente, el conocimiento mutuo de las informaciones relevantes o criticas entre los grupos de personas interrelacionados.

.


.    

.